lunes, 23 de diciembre de 2013

Como estamos prácticamente en Navidades, y probablemente no volveré a escribir hasta año nuevo, no quería dejar pasar hoy sin desearos una feliz Navidad a todos, y un próspero y fructífero año correril a todos.
 
Que disfrutéis de todos los regalos que seguro que han caido, y si es corriendo mejor que mejor. Y pensad que el mejor aliado contra los mazapanes es salir al parque, o a donde prefiráis, a correr. Mira, yo pienso aplicarme este consejo hoy mismo, que tengo que estrenar unas mallas. A ver como funciona la compresión, ya os comentaré el año que viene. Tengo trabajo atrasado, hay que estrenar un montón de cosas. Es lo que tiene haber nacido en Diciembre. Y si no, no os preocupéis, que los cortavientos no corren solos, para nuestra desgracia. ¿Observásteis que en la feria del corredor de la Sansil venía vuestro nombre?
 
¿Cual es vuestro objetivo para el año que viene? Subir marca? correr más distancia? ¿o simplemente disfrutar corriendo?. En caso de duda, por favor elegid el último.




jueves, 19 de diciembre de 2013

Más regalitos

Que suerte esto de cumplir años. Si no fuese porque me hago cada vez más viejo...En fin, a lo que vamos.
 
-Saucony Triumph 10
 
Me faltaba por probar las zapas nuevas (gracias, mamá) que me llegaron el Martes pasado. Y, como es natural no pude ni esperar a calzármelas el primer día que salí a correr. ¿Resultado?
 
La sensación al principio rara. Después de todo venía de unas nimbus, que creo que son unas zapatillas algo más armadas. De todos modos, una vez pasada la primera sensación, se comportaron estupendamente. Blandas sin llegar a ser inestables, de sensaciones algo más ligeras. Después de unos 10 kilómetros, ni una molestia, lo cual es algo a tener muy en cuenta. Ni siquiera una pequeña rozadura. En definitiva, lo que todos dicen. Comparables a las Asics en cuanto a amortiguación y comodidad, de tacto mas suave. Totalmente recomendables.
 
Son muy ventiladas, con lo que en verano tienen que ir aún mejor, pero en absoluto resultan incómodas en invierno. Cordones planos, y upper muy cómodo y amplio. Tanto que estoy pensando en utilizar el último ojal.

Para el que quiera un análisis serio de la zapatilla, le adjunto este vínculo. en el mismo site tenés análisis de chorrocientos modelos de zapatillas de running, meridianamente claros y muy completos.

http://www.foroatletismo.com/zapatillas/saucony-powergrid-triumph-10/























-Nike reversible therma fit - Gorro reversible nike:

Este es abrigado, y me pasó un poco como con los guantes, ayer no hacía demasiado frío y no lo necesité tanto. De todos modos no agobia, y con el dry-fit, evacúa correctamente el sudor. Tengo ganas de probarlo en temperaturas bajas, a ver como se comporta.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

El Pirata Hojalata (4)- El encuentro con la Princesa.

Por no daros más envidia, cuelgo otro capítulo del pirata más famoso del mar de los sueños. Amenazo con seguir mañana, que ya me han llegado las zapatillas, y un gorro de última hora.


El Pirata Hojalata (4)-  El encuentro con la Princesa.

Mas, hete aquí que, al subir al barco amarillo, descubrieron que tenían un polizón. Bueno, en realidad era una polizona, pues era una niña, algo mayor que Jorge y Hojalata, pero también bastante jovencita.
-¿Y tú qué haces aquí? Preguntaron, una vez repuestos de la sorpresa
-Pues… yo es que iba a bordo del otro barco
-¡Una pirata! ¡Acabemos con ella! Gritaron Jorge y  Hojalata
-A mí, a mí Gritó Tiberio, que se había quedado con un poco de hambre (pues no pudo dar más que un par de bocados a los corsarios enemigos, de lo rápido que se habían escabullido)
-Eh, eh, tranquilos, que no soy pirata, ni nada… Yo venía a bordo del barco, con la tripulación. En realidad...
-¿Qué? Gritaron los tres al unísono.
-En realidad…. Soy una princesa.
-¡Hala! Que guay – Dijeron.
-Pues no tanto, no os vayáis a creer. Ser una princesa es un rollo. No me dejan hacer nada ni jugar con los niños normales, no vaya a ser que me manche o me haga daño. La vida de las princesas es aburrida, solamente podemos poner buena cara y esperar al Príncipe azul, que por lo que cuentan debe ser un rubio bobo que no hace otra cosa que cepillarse el pelo todo el rato y montar a caballo matando dragones…¡Con lo bien que me caen a mí los dragones!
-Oye…y si no te gusta, ¿Por qué no dejas de ser princesa?
-Es que no me dejan. No me dejan ni salir de casa. De hecho me estaban trasladando a otro castillo más alejado porque había osado hablar con gente normal…
-Pues aprovecha, y vente con nosotros. Somos piratas, pero buenos, no te vayas a pensar. ¿Quieres ser parte de la tripulación?
-¿Me dejáis? ¡Pues claro que quiero!, pero únicamente si me dejáis una espada y correr aventuras con vosotros. ¿Quién es el capitán?
-Pues… Depende del día. Hoy se lo ha pedido Hojalata. Si quieres te lo puedes pedir tú otro día.
-¡vale!
 
Y así, sin más, se unió a la pandilla la princesa Restilina, a la que a partir de entonces llamaron Clara, porque no le gustaba nada lo de princesa, y menos aún el nombre, que mira que era feo, eh…

Y así, con las mismas, llegaron a la isla, donde se despidieron todos de Jorge, que regresaba a su casa hasta otra noche.

martes, 17 de diciembre de 2013

Mis regalos

Aprovechando el autobombo que uno se hace, llegó la fecha de mi cumpleaños, y. por supuesto cayó casi todo de correr. (Y lo que no, también me gustó, no os preocupeis). Y todo a pesar de mi último post. ¡Si, de hecho cayeron hasta zapatillas!.
 
O sea que, con las mismas tocará estrenarlo todo, no vaya a ser que se piensen que no me gusta. Lo que no sé es si voy a ser capaz de estrenarlo todo el mismo día. Empiezo, avisando que este va a ser un post muy largo (Gracias a todos, chic@s)
 
  





-Capa media de Adidas: Esta cae esta tarde, pero ya os adelanto que es una gozada. Caliente y suave, a añadir, no sé si en la rotación de capa externa o debajo de ella. Ya os contaré. Bastante larga tanto de mangas como de talle, tiene pinta de salir bastantes veces conmigo este invierno.

 Añado...Después de probarla, indudablemente como capa externa... O corréis en el polo. Calentita y agradable, eso sí, sin bolsillos. Mangas largas, te cubren hasta el dorso de la mano, y talle largo hasta debajo de la rabadilla. mucho frío tiene que hacer para necesitar otra cosa.
 
 
 
 
 
  
 
-Zapas Air pegasus+30: Para estas habrá que esperar algo más, pues hay que cambiar el número. Con ganas de probarlas, de momento, bonitas son las condenás, no?






-Guantes Adidas: estos los tengo que probar. No sé si para correr habitualmente, pero algún día caen fijo, que de vez en cuando hace mucho frío en la estepa. Cómodos son. Habrá que ver como resultan a la hora de sudar un poco en serio (o en series).
 
Añado: Para ponérselos en días muy fríos. Ayer no lo hacía, y a pesar de lo finos que son, se notan muy cálidos al poco de salir..












Y por último, el capricho del día:


-Reflective Buff: oye, caliente, cómodo, versátil.. solamente queda ver si lo aguanto corriendo. Pero chulo un montón. Para reemplazar (o combinarse con) el gorro.
Ya os lo puedo decir. Me lo puse de gorro y moooola. más caliente incluso que mi gorro de correr, será por las dos capas. En principio la idea era usarlo como braga, pero lo dicho, aún no hacía frío. Otra vez os cuento.
 
Me falta por comentaros las zapas nuevas (Saucony triumph), que me había comprado antes del cumple, pero no me han llegado aún. Como era de esperar, no me hizo nadie caso al anterior post, lo cual siempre es de agradecer. Muchas gracias a todos

viernes, 13 de diciembre de 2013

Que NO regalar a un corredor

Aprovechando estas entrañables fiestas, permitidme unos consejillos acerca de aquello que nunco, bajo ningún concepto, debéis regalar a un corredor... A no ser que os especifiquen bien aquello que quieren. Las listas de cosas que quiero no las pongo, que esto lo lee mi mujer.
 
1- Zapatillas
 
No, por Dios... ¿Sabes si es pronador, supinador o neutro? ¿Sabes cuanto pesa? ¿La velocidad a la que entrena? ¿su número de pie..para correr? (que, aunque parezca mentira es diferente al de su vida normal) A pesar de que la respuesta a estos interrogantes y a otros cuatrocientos treinta que , así, a bote pronto, se me ocurren, no vas a acertar. Las querrá en otro color, o de otra marca, o querrá experimentar si le has comprado la misma de siempre. Así pues, a no ser que te haya especificado modelo, número, color, tienda... ni lo intentes. Somos muy especialitos.
 
2- Camisetas
 
aquí ya puede que aciertes, si te has dedicado a escucharle un poco, y no desconectas cada vez que empieza a hablar del monotema. Un axioma: Algodón malo. Puaaaj.
 
3- Er Chandarl
 
Que sí, que de toda la vida se ha pensado que están hechos para la práctica deportiva, ¿no?. Pues no. Mas allá de ir de compras al carreful, poca utilidad tienen, y así te lo harán saber, con palabras mas o menos gruesas, dependiendo del caracter del individuo. Alma de cántaro, que eso no me lo pongo desde que iba al colegio.
 
4 -Ropa excesivamente técnica
 
Aquí vas a pecar por el otro lado. Que te la tienes que probar mucho, y asegurarte bien. Si le vas a comprar una camiseta/mallas/pantorrilleras de compresion, asegúrate de que pueda respirar luego. O de que le motive ese tipo de ropa. Insisto, somos muy raritos.
 
5- El último berrido
 
Más que nada porque vas a tener que empeñar las joyas de la abuela para comprarlo. Y no merece la pena, creeme. Como dije en el post anterior, ¿Una chaqueta 300 pavos? naaaaaa.  
 
6- Ropita discreta
 
Que no, que lo que nos gusta es la ropa mas chillona que podamos encontrar. Que nos tienen que ver. Y mas si corres con tráfico. Y el fosforito mola, que lo sepas.

7- Barritas/geles

Que no, que no es el biomanan. Que no valen para adelgazar. Ques es otra cosa. Y (debe) haber muchos tipos. Si no sé ni yo para lo que valen, ¿Vas a acertar tú?   
 
 
No, si al final va a ser mucho más facil que nos deis el dinero. O piratearnos el whatssup de los colegas. Conocemos un montón de extrañas tiendas, con nombres sectarios, donde encontramos todo mucho más barato. Somos unos rancios. Y aún así persistís en el empeño. 

jueves, 12 de diciembre de 2013

Recogiendo el dorsal de la Sansil

Pues eso, ayer me arrimé a recoger el dorsal (y su correspondiente camiseta) de la San silvestre Vallecana al corte inglés de Preciados.
 
Es, creo, porque el año pasado no la corrí, el primer año que no montan un stand particular, y que dan tantos días para recoger el dorsal. A mi modo de ver es un acierto, porque, a pesar de que seamos cerca de 40.000 personas a recoger, han logrado eliminar las colas que antes se producían.
 
El Stand, pues como siempre, montado a mayor gloria de nike, algo lógico dado que son los organizadores (iba a decir patrocinadores, pero a 20 pavos la inscripción, como que los patrocinadores somos nosotros). Hablando de todo un poco, ¿cómo puede haber una chaqueta que cueste trescientos euros para correr? ¿Tendrá motor o algo??
 
Un aspecto que me ha parecido fenomenal es el análisis de pisada gratuito que hacían si eras socio de Nike+ (y si no, te haces, aunque no lo uses, y fuera). No lo probé, por lo que no sé como de completo será, pero es un detalle.
 
Otro que no me gustó tanto es el tema de la personalización de la camiseta. uno va creyendo que puede poner lo que sea, dentro de un orden, o por lo menos su nombre, y se encuentra con 5 o 6 frases predefinidas. Para eso, francamente, que se lo ahorren. A mí particularmente me parece un quiero y no puedo.
 
aparte de esto, todo bien. Muchas menos colas, y bastante mejor organizado, creo. En cuanto al tema de las marcas, como siempre. Si te falsificas el registro estoy convencido de que cuela igual, porque no lo miran en los ordenadores, pero eso entra en la ética de cada cual.
 
La camiseta está bien, sobre el estilo de todos estos años. de hecho, y con el objetivo de rodarla un poco por no estrenarla en carrera, la sacamos ayer un rato y se comportó bastante bien, con lo que contentos. y el color me gusta, aunque echo de menos los fosforitos.
 
Aparte de la camiseta, los regalos varios de todos los años, que en esta ocasión consisten en: Bote de desodorante, 1 tirita, 1 paquete de kleenex y descuentos en suscripciones...Y un paquete de Patatas (o algo así) special K que, curiosamente estaban bastante buenas. En fin, es la San Silvestre, y ya se sabe. si esperas relación calidad-precio, mejor no la corras. Me pareció ver en el stand que este año había avituallamiento líquido a mitad de carrera. Hasta que no lo vea, no me lo creo, ya os contaré. En el reglamento desde luego no indica nada, con lo que me temo que naranjas...
 
a ver como se presenta fin de año, y si nos dejan correr un poco entre tanta gente. Que es una fiesta, y que no es lo principal, pero tampoco es cuestión de pasear por la Castellana, digo yo.

martes, 10 de diciembre de 2013

Progresando

A falta de escasos veinte días para la celebración de una carrera, siempre es bueno comprobar que el entrenamiento da sus frutos. De hecho, siempre lo es. el mero hecho de visualizar tus datos y comprobar que estás progresando es uno de los mayores alicientes que podemos tener, obviando el buen rato que pasamos mientras vamos practicando esta nuestra afición.
 
¿Que a qué viene esto? pues es una manera nada discreta de permitirme anunciar una nueva bajada de tiempos en mi ruta habitual de entreno, cosa que, pensándolo bien, a nadie importa salvo a mi. Pero como el blog es mio...
 
Además, seguro que con el paso del tiempo estas alegres noticias se van espaciando, que cada vez estamos mas mayores y encima vamos dejando menos margen de mejora.
 
Y es que estoy seguro de que, si por nosotros fuese, estas noticias serían las que ocuparían la portada de los telediarios, o por lo menos, para los que sean un poco objetivos, las de las páginas de deportes. al fin y al cabo, ¿a quién le interesa escuchar por vigesimoquinta vez algo sobre unos mendas que se dedican a dar patadas a un balón y que cobran por ello una cantidad indecente de cuartos? a mi, por lo menos, no.
 
Sería curioso de ver alguno de estos titulares:
 
 - Corredor de San Fernando ha bajado ayer su MMP por catorce segundos.
 
Y en páginas interiores se podría ampliar la información, por ejemplo, detallando las cervezas post-entreno imprescindibles para festejar tal hito en la vida deportiva del tal corredor.
 
Estoy convencido de que, por lo menos, acabaríamos menos hastiados de oír una y otra vez la misma noticia. alguno seguro que hasta sonreiría. E imaginad lo ancho que quedaría el protagonista. Todo ventajas...
 
Ojo, que no tiene que ser solo de running, ¿eh? Admito todo tipo de deportes, incluido el fútbol. Pero deportes de verdad, nada del circo en el que se han convertido los más masificados de ellos. que ya está bien, que no me interesa si le ha salido un grano a Messi, por piedad.
 
O puede que sea cochina envidia, al ver a los grandes sacrificados del dios del balompié, como el atletismo, y todos aquellos que solamente rascan bola en grandes ocasiones, como los Juegos, para pasar al finalizar estos al ostracismo más absoluto.
 
Si es que somos como borregos.

lunes, 9 de diciembre de 2013

El Pirata Hojalata (3)- Tres piratas en busca de un tesoro

Nueva entrega de la obra cumbre de la literatura infantil de este siglo..

El Pirata Hojalata (3)- Tres piratas en busca de un tesoro

Una vez que se subió al barco Hojalata, y después de haberse conocido un poquito mejor,  decidieron que, ya que estaban todos juntos y eran piratas, y todo eso, lo mejor que podían hacer es ir a correr alguna aventura. Al fin y al cabo, si habían decidido serlo, era para pasar un buen rato, y estar todo el rato subidos en un barco sin moverse, no era muy divertido, ¿no?

Así que, ni cortos ni perezosos, izaron todas las velas del barco, siguiendo los gritos de Hojalata, que decía todo el rato “Izad la mesana”, Levantad la vela mayor”, “Bogad, bogad”, y cosas así, que ninguno sabía lo que significaban, pero que habían oído en una peli de bucaneros, y poco a poco, el barco se fue alejando de la isla.
Pasaron un ratito navegando solos por el mar, cuando, de repente, ¡Vieron otra nave, con bandera pirata también, que se acercaba hacia ellos!
Muy excitados, los tres fieros bucaneros miraron por un catalejo que se habían traído de la habitación de Jorge, y comprobaron que… ¡era un barco de piratas de los malos, feos, y, por la pinta que tenían, marranos!
No solo eso, los bandidos les habían avistado, y estaban poniendo rumbo hacia ellos.
Tras el desconcierto inicial, los tres amigos decidieron, después de calibrar bien sus armas (Principalmente, las tres filas de dientes de Tiberio y sus dos espadas de corsario), que se iban a enterar, que no se podía ser tan feo y tan guarro sin ser malvados, y que iban a realizar su primera hazaña, aquella por la que se les empezaría a conocer a todo lo largo del mar de los sueños.
¡Imagínate la sorpresa de los malvados, cuando vieron que, en vez de huir, aquel barco amarillo enfilaba directamente hacia ellos!
La sorpresa inicial se trocó en absoluto desconcierto, cuando vieron que les empezaban a abordar, sin siquiera darles tiempo a disparar un cañonazo. Y lo peor fue cuando, tras fiera lucha, empezaron a arrojarse despavoridos por la borda, donde descubrieron a un fiero tiburón, atizándoles horrorosos mordiscos en las posaderas.
Cuando el resto de los piratas comprobaron cómo se las gastaba el tiburón, decidieron resistir en el castillo de popa, pero tal era el vendaval de espadazos que se les venía encima, que no tuvieron más remedio que saltar también. Había que ver a esos barbudos filibusteros nadar...Tanta prisa se dieron que se olvidaron hasta de recoger los tesoros que vilmente habían ido recolectando con sus pillerías a lo largo y ancho del mar.
Tomado el control del barco, y tras haber festejado convenientemente su épica victoria, a base de galletas y leche con chocolate, que esto de asaltar barcos da mucha hambre, decidieron los tres amigos inspeccionar el contenido del buque, donde, para su sorpresa, hallaron un gran tesoro, en oro y plata, y a la tripulación, encerrada en la sentina, asustada por los fieros gritos que se escuchaban.
Ya tranquilizados, les entregaron el gobierno del buque, y, felices y contentos, decidieron regresar a su isla, exhaustos tras su primera correría, acompañados por los vítores y salvas de agradecimiento de los marineros a los que acababan de liberar.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Proselitismo

Si. Lo reconozco. Somos muy pesados.
 
Insistimos, e insistimos, de todas las maneras imaginables, para que el resto del mundo comparta nuestro vicio, aunque sepamos positivamente que...¡No les gusta correr!.
 
Y, como esta simple verdad no nos entra en la cabeza, nos dedicamos a indagar los motivos de esta incomprensible (para nosotros) falta de apetencia.
 
Seguro que es porque de pequeños tuvieron un trauma, o algo así - Pensamos- .Esto debe ser que en clase de gimnasia le hacían dar vueltas al colegio, al pobre (no os riáis, es mi caso, y me costó años superarlo. Imaginad a un niño gordo y sin ninguna gana de correr subiendo escaleras como un loco, y os haréis una ligera idea). O es que se creen que no tienen tiempo. O...En fin, todo menos aceptar que, simplemente, no quieren.
 
El caso es que, inasequibles al desaliento, persistimos. Afortunadamente, solemos ser inofensivos, y lo más que llegamos a hacer es abrir un blog y obligar a la familia a leerlo (u obligarlos a mentir y decir que lo han leído), lo que, dentro de lo malo, aún tiene un pase. Pero es que, a veces, triunfamos sobre el propio criterio de nuestra víctima, y le obligamos a salir. Al pobre.
 
Si le gusta, estupendo, teníamos razón, y este deporte es maravilloso. ¿Ves? Te lo dije. Bienvenido, otro a quien le podremos contar nuestras peripecias, y que encima nos entenderá. Lo malo es si no le gusta, en cuyo caso el haberle obligado a salir o le convierte en uno de tus más acérrimos enemigos, o crea en su espíritu un ánimo de revancha que tarde o temprano, habrás de pagar. Con sangre. Por pesao.
 
Se supone que con un par de experiencias de este tipo debería de bastarnos, ¿no? Pues no. Y no lo entiendo. no conozco a nadie que insista de esta manera a todo bicho viviente que conoce sobre las bondades de practicar su deporte predilecto, salvo a nosotros. Y si no, mira la cantidad de blogs que hay sobre el tema. Cualquiera que lleve dos semanas corriendo siente la necesidad vital de contar su mística experiencia (y si no me creéis, miradme a mi). ¿A quién habéis intentado convencer este año para correr la San Silvestre?
 
Cansinos, que somos unos cansinos.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

El invierno runner

Lo trae la época. Días fríos y, en ocasiones y para rematar, húmedos, a pesar de que estos últimos no se prodiguen en exceso en Madrid, lo que, para nuestras castigadas articulaciones implica una mayor sensación de esfuerzo. 
 
A los que, como yo, les falta protección capilar, les toca salir hasta con gorrito. Y piensas...joer, con veinte años menos no me hacían falta todas estas zarandajas. En fin. Te pones los trastos, y hala, a triscar. Y no entras en calor hasta llevar media hora corriendo. Habrá que alargar el calentamiento, pues.
 
Ya han desaparecido todos los corredores de temporada, y sólo te encuentras con tipos a los que de verdad les gusta esto de darle a la pata. A todos los conoces, por lo menos de vista, y echas de menos a los que no ves un día. Sí, somos muchos menos, pero constantes. Y cómo corren, los muy...
 
Tiene sus compensaciones. Correr con frío es preferible a correr con calor, y, ahora que las terrazas no son una opción, hay menos posibilidades de deserción. Vienen las fiestas, si, pero al ser familiares, es difícil no encontrar un hueco para salir a disfrutar del parque un rato. Máxime si tienes algún día de vacaciones, y no planeas desplazarte. Y ahora que se acaba el otoño, si corres fuera de las ciudades, tienes un precioso paisaje que disfrutar.
 
Cuando vuelves a casa notas todas las extremidades frías, como te recuerda la mujer después de ducharte. ¡Quita, quita, que estas "helao"!. ¿Y qué me contáis del niño?
 
-Papá, papá, ¿Has corrido mucho o poco? - Y tú, echando el bofe, le sonríes y dices
 
-Mucho, hijo, mucho.
 
¿Conclusión? sal, hombre. No me seas holgazán. Se supone que te gusta, ¿no?

lunes, 2 de diciembre de 2013

El Pirata Hojalata (2) -La pandilla se reúne


En vista de que no os habéis quejado mucho, y que no tengo mucho que contar de otros temas, os comparto otro pedazo de mi cuento. Que os guste.

 2-La pandilla se reúne


Mira, la primera de las que me acuerdo es la historia de cómo Hojalata se hizo pirata.
Esta mola mucho, porque, curiosamente, fue el mismo día que conoció a sus dos mejores amigos, Jorge y Tiberio.
Un día Hojalata (que en aquel entonces era un chico normal y corriente, no un pirata) se levantó como todos los días... con sueñito y ganas de remolonear, pero se dijo “no, hoy tiene que ser un día especial”, y, efectivamente, vaya si lo fue.
En primer lugar, Hojalata decidió que quería ser pirata, y luchar con los piratas malos, y esconder tesoros, y, dicho y hecho, se puso una camisa a rayas que encontró en un desván de la casa en que vivía (en la parte de la isla que siempre estaba nublada), cortó unos pantalones viejos que tenía, un cinturón con una vieja espada de cartón,  se puso sus zapatillas, y salió sin más en busca de aventuras.
Como no tenía prisa, decidió ir bordeando la costa, porque le gustaba mucho oír el mar. Además – Razonó – si quiero ser pirata, tengo que ver el mar, porque todos los piratas de los que he oído hablar, viven allá.
Así pues, ni corto ni perezoso, empezó a andar, silbando una cancioncilla.
Al cabo de un ratito, dejó de silbar, y se puso a dar saltos muy contento:  ”un barco, un barco”. Y es que Hojalata estaba contemplando un barco precioso, amarillo y verde, que brillaba a la luz del sol
¿Qué cómo había ido a parar allá? ¡Quién sabe! Ya os dije que la isla era un poco mágica, ¿no? Quizá es que, viendo que su dueño quería ser pirata, decidió que, para ser un pirata de verdad, necesitaba un barco, y con las mismas, se lo fabricó. O eso es lo que Hojalata se pensó.

Fue corriendo hacia el barco, pero justo cuando estaba a punto de entrar en el agua…Zas! Apareció un enorme tiburón, con unos dientes afiladísimos, que le pegó un susto tremendo. Uf! Os podéis imaginar la cara que se le quedó al niño al ver esos dientes tan enormes, y esa bocaza abierta, pero, como Hojalata había decidido ser un gran pirata, y los piratas tienen que ser audaces y valientes, decidió plantar cara al tiburón, y le dijo:
-Ven aquí, tiburonzuelo, que te vas a enterar por darme un susto
El tiburón Tiberio, un poco enfadado, por la amenaza que había proferido Hojalata, se levantó en el agua, y le dijo desde arriba:
-Oye, chaval, que yo no te he hecho nada, pero si lo que quieres es pelea…¡La vas a tener! Y sin más, corrió hacia el haciendo un gran ruido.
Sin embargo, Hojalata se dio cuenta de que el tiburón tenía razón, y que él se había asustado y se iban a pelear sin que  le hubieran hecho nada, y dijo:
-Jo, tienes razón, perdona… es que no estoy acostumbrado a que los tiburones sean amables, normalmente siempre tienen ganas de morder.
Oyendo esto, Tiberio, que tenía buen corazón, paró en seco la carrera y le dijo:
-No te preocupes, es normal, casi siempre me pasa, y luego tengo que acabar comiéndome a la gente, con lo indigestos que son. No te digo más que casi siempre acabo con dolor de tripa…como no tengo manos, me los tengo que comer enteros, con espadas y todo.

Hojalata que escuchó aquello, se quedó pensando, y le dijo
-Oye, como yo he decidido ser pirata, tengo que tener una tripulación que me ayude a asaltar el barco de los malos, y rescatar princesas y todo. ¿Quieres venir conmigo?
-¡Vale! Dijo Tiberio – Pero siempre que me toque parte del botín, y que pueda esconder contigo los tesoros. – Me llamo Tiberio, por cierto, ¿y tú?

-Yo, Hojalata

-¿capitán Hojalata, entonces?
-Nah! Dijo este, - Porque entonces te tendría que llamar grumete, o algo, y sería un engorro cuando estemos jugando a otra cosa. Hojalata a secas.

Y, sin más, se subieron los dos al barco…bueno, Hojalata se subió y Tiberio se dispuso a seguirle, porque, como era un tiburón, no podía vivir fuera del agua. Pero justo cuando iba a poner un pie en la escala que llevava al puente de mando una voz gritó:
-NI UN PASO MÁS
Imagínate, del susto se cayó de culo en la playa, y se mojó todos los pantalones. Una cosa es ser valiente, y otra que te griten cuando vas a subir a una nave, ¿no?
En fin, después del remojón, se levantó corriendo, y fijándose en el barco, vio que encima del mismo había un niño pequeño, que le miraba con cara de enfadado.
-¿Quién eres tú? Dijo Hojalata
-Pues el dueño del barco, quien va a ser, ¿y tú?
-Soy el pirata Hojalata, dijo el mismo, sacando pecho y enseñando al niño la espada y la bandera pirata que llevaba.
-¡Ejem!
-Bueno, sí,…y este es Tiberio, dijo Hojalata, pues el tiburón se estaba enfadando, porque a él no le presentaba nadie.
-¿Y por qué estabas subiendo a mi barco? Dijo el niño
-Pues porque creía que estaba abandonado, y como soy pirata, pues necesitaba un barco, y eso…
-Pues como verás no está abandonado, porque lo he traído yo, ¡o sea que aire! Dijo el niño.
-Bueno, vale, perdona, tampoco es para ponerse así, y ya Hojalata estaba dándose la vuelta cuando Tiberio dijo:
-Oye, ¿y por qué no jugamos todos con el barco? ¿No quieres ser pirata tú también?
-Pues la verdad es que no me importaría, dijo el niño. He llegado hace un ratito a esta isla, y me estaba aburriendo de estar solo.
-Todo arreglado, entonces. Yo soy Hojalata, y este es el tiburón Tiberio. ¿Tú cómo te llamas?
-yo, Jorge. Subid, ahora que somos amigos, podemos jugar todos juntos.
Bueno, y esta es la historia de cómo se conocieron los tres piratas más famosos de todo el mar de los sueños. Espero que te haya gustado, pues tú mismo me la has contado.

viernes, 29 de noviembre de 2013

A vueltas con la tecnología

Fascinante este mundillo, oye. Tan y como os prometí voy a escribir unas líneas sobre los programas que usamos para medir/controlar nuestro rendimiento. y la verdad es que son bastante útiles.

Tienes datos acerca de prácticamente lo que quieras, con solo un cronómetro, y posibilidades, como todo en la vida, de incrementar el caudal de información a poco que empieces a comprar artilugios o programas de pago.

En mi caso, me manejo con dos: el Garmin Connect, que es el que vuelca los datos de mi cronómetro de la misma marca, que, al venir con pulsómetro incorporado, me aporta la mayor parte de información que necesito, y el Runtastic, que, aunque redundante, uso cuando llevo el movil en mis salidas.

Prácticamente los dos aportan lo mismo, porque los datos que le faltan a uno de distancias se los incluyo a mano, y los de pulsaciones a la inversa. Es redundante, pero me he acostumbrado a ello y me gusta tener los datos en ambos formatos.

Lo mejor de ambos es que puedo medir, a traves de sus mapas, la distancia recorrida, si conozco el itinerario, lo cual me permite prescindir de gps, que, en mi zona suelen fallar bastante (por lo menos el del movil).

-Garmin connect: es la aplicación tipo para todos los productos Garmin. En mi caso el reloj se conecta al ordenador inalámbricamente, y descarga los datos de la sesión cada vez que lo solicitas por medio de un pincho suministrado por el mismo. Evidentemente, al originarse los datos en tu cronómetro, tienes gráficas de pulsaciones, distancias de vueltas,... 
 
 
 
 
 
 
 
-Runtastic: Aplicación para movil gratuita. Existe la versión de pago, en la que se incrementan las funcionalidades, pero, de momento no he necesitado nada aparte de lo que lleva esta, que permite con el GPS del movil trazar tus recorridos, midiendo tiempo, variaciones en altura, distancias...
 
y creando el mapa del mismo. Permite conectarse por facebook y compartir tus actividades.
 
Ambos te permiten trazar trayectos, lo que implica que, si sabes por dónde vas, puedes extrapolar la distancia recorrida, cosa para mí de lo mas util. La única desventaja que le veo a Runtastic es que no puedes editar el recorrido de tu carrera en el mapa (cosa que sería muy util si, por ejemplo, se pierde la señal del GPS, cosa que ocurre con harta frecuencia).
 
Está claro que, hay multitud de herramientas similares, tales como Nike + (adivinad de quién), endomondo,...Yo las que utilizo son estas, pero por lo que he visto son todas bastante similares.
 
En fin, un par de herramientas bastante potables para controlar tus métricas, con un poquito de tiempo que las dediques, y con las cuales puedes sacar bastantes conclusiones, sin ser ningún experto en la materia. Minimo, animo dan, te lo garantizo.
 

jueves, 28 de noviembre de 2013

El Kilómetro 1.000

Que sí, que es uno como cualquiera otro, vale...Pero no.
 
Me estoy refiriendo al que voy a hacer en la próxima salida. El km. 1.000 en un año. Si alguien me dicen antes de empezar que los hago, me rio en su cara. Pues fíjate tú, que los he hecho. Bueno, o casi, que llevo 996. Y aún es más especial, porque es el primer año que los hago. No es de extrañar, es el primer año que corro en serio.
 
Esto lo que a mí, particularmente, me quiere decir es que he conseguido afianzar el hábito de correr, y que me gusta, lo cual no era algo que tuviese claro desde un principio.
 
Así pues, con motivo de tan gloriosa efeméride, me he puesto a bucear, buscando algunos datos que he ido almacenando. Por cierto, esto de los programas de entrenamiento es maravilloso, otro día tengo que hablar de ellos. La cantidad de datos que puedes acumular, a poco que te preocupes un poco, es sorprendente. Y la motivación que te supone verte mejorar día a día es un inmejorable acicate.
 
Para conseguirlo, mi amado Runtastic me informa que he invertido alrededor de 100 horas, 16 minutos, distribuidos en 101 salidas, lo cual es un montón de tiempo y esfuerzo empleados.
 
Más datos que, por lo menos a mi, me sorprenden, son:
 
- De ir a 6:32 de media mensual el kilómetro al inicio, he pasado a ir a 5:32. Ya sé. Es lento, pero oyes, a mi me parece una barbaridad. Más aún si comparo el tiempo más rápido que he hecho en un 10, que ha mejorado mas de 8 minutos desde mi mejor marca, años ha.
 
Teniendo en cuenta que el objetivo era hacer menos de 60 para la sansil, y que lo pulverizamos recientemente en la carrera de las aficiones con 51:27, no está nada mal el tema.
 
Esto a su vez indica que he pasado de ir a 9.17  Km/h a 10.84 Km/h de media, nuevamente. Si encima tenemos en cuenta que la distancia la hemos ido incrementando paulatinamente a lo largo de estos meses, haciendo actualmente salidas de 10-12 km cada vez, implica que cada vez estoy corriendo más distancia más rápidamente, que, de por sí solo, ya es un motivo de satisfacción.
 
Pero hay otra, de la que me siento un poco más orgulloso: ya hablé de ella en otra entrada, pero es que veinte kilos no se pierden en un día...





miércoles, 27 de noviembre de 2013

El Pirata Hojalata (1)- La isla de Hojalata

hoy os voy a colgar un cuento que hice para mi hijo. Va en capítulos, o sea que ya iré colgándolos poco a poco. Que os guste...


1- La isla de Hojalata

Hay un lugar lejos, muy lejitos, en medio del mar de los sueños, por donde nunca pasa nadie… Bueno, casi nadie, porque, de hecho, sí que vive alguien, alguien muy especial.
 
En realidad es una isla, ni grande ni pequeña, sino todo lo contrario. Tiene de todo, un bosquete, palmeras con sus cocos y sus monos, huertas y playas. Mira si es variada, que tiene hasta una montaña. Es una isla muy rara. En una mitad, siempre hace sol, y la otra... siempre está nublada.
¿Que quien vive ahí, me preguntas? Bueno, pues vive Hojalata. 
Hojalata es un niño pirata, que se dedica a jugar en la isla, a saltar olas, a correr y a nadar, y cuando se aburre un poquito, sale a la mar, con su barco amarillo y su amigo Tiberio, a rescatar princesas y recuperar tesoros. Es un pirata bueno, no te vayas a creer. Solamente ataca a los piratas malos y feos, que llevan parches y patas de palo, y que se ríen muy fuerte y tratan de meter miedo, pero nada tienen que hacer con Hojalata, como luego podrás ver.
Hojalata es moreno, altito y delgado, y le gusta mucho jugar con la arena, y correr por la playa. Tiene una camisa a rayas, y pantalones piratas, para que cuando juega con sus amigos, no se tropiece con los bajos, y pueda jugar a pillar mejor.
En su isla, siempre se está contento, porque es una isla mágica, en la que se hacen realidad los sueños. Por el día, todos juegan, ríen y hacen travesuras. Por la noche se duerme a gustito, acunado por el mar y las estrellas.
Hay un río de agua dulce y fresca, y mucha sombra para refugiarse del calor, y un par de cabañas, una en el lado de la sombra, y otra en el del sol.
Bueno, y ahora que conocemos un poquito la isla, vamos a hablar de sus habitantes, que son dos...bueno, o tres, según se mire.
Primero está Hojalata, del que antes te he hablado, un pirata bueno, como te he explicado.
Con él siempre está Tiberio, su amigo especial. ¿Sabes quién es? Es un amigo un tanto particular. No es como tú ni como yo, ni siquiera es pirata... Bueno, o sí, pero es un tanto distinto de Hojalata. En primer lugar, no es humano, es un tiburón, gris y grandote, y un tanto malote, pero de buen corazón.
Cuando los malos le ven, huyen, pues a Tiberio le gusta morderles en el culote. Normalmente va por delante de Hojalata, que navega en su barco, pero, a veces, este se monta en su lomo y, con su espada al cinto, persigue a los malos en sus lomos.
Todos ellos huyen al contemplar esta visión... ¡Un niño pirata les persigue, a lomos de un tiburón!
¿Que si están ellos dos solos? Depende de cómo lo veas… En la isla hay un montón de animalitos, y como es mágica, todos juegan muy juntitos, pero además… hay un niño pequeñito.
¿Qué quién es? ¿No lo sabes? Deberías… te doy una pista… Se llama Jorge.
Que sorpresa, eh? Es un niño bueno, valiente y animado, que, de vez en cuando, cuando está dormidito, navega hasta la isla de Hojalata por el mágico camino de los sueños. Cuando está despierto, es un niño normal, muy alegre, al que le gusta mucho jugar...Pero, cuando llega la noche, ¡algo pasa! Jorge se prepara, se dirige hacia la isla, y allí, junto con sus amigos Tiberio y Hojalata, hace infinidad de cosas.
Juega, grita y ríe, se sumerge con Tiberio, y corre con Hojalata. Los tres son muy amigos, y se lo pasan fenomenal.
Los tres juntos saltan las olas y persiguen piratas, y, cuando se cansan…pues descansan, tumbados en la arena.
Cuando es hora de levantarse, sus papas le llaman, y deja a Tiberio y a Hojalata jugando en su playa.
Y bueno, qué te voy a contar que tú no sepas, de esta isla mágica, en la que tú, por las noches, juegas. Otro día sigo, y te cuento alguna de tus historias.

martes, 26 de noviembre de 2013

El efecto Ibuprofeno

Oye, será sugestión, o todo lo que tú quieras, pero el caso es que el día que me tomo uno no me duele nada.
 
Otras veces sales, y al rato te empiezan a doler todos los huesos del cuerpo, pero el día que te lo tomas, nada, oye. Y es para pensárselo, esto de tomárselo más a menudo, sobre todo en esta época de fríoó, que para las personas viejas y achacosas como yo, se acentúan estas sensaciones.
 
Que no es para tomarlo siempre, ya lo sé. Si soy de la liga anti-medicamentos, qué me vais a contar... Pero oye, de vez en cuando, pues viene muy bien. Tampoco es que lo promociones, habiendo tantos artículos que lo contraindican, desde los suaves que te dicen que enmascara el dolor hasta los tremendistas que poco menos que te dicen que te mueres si lo tomas.
 
Lo dicho, debe ser cosa de la vejera. La verdad es que con 20 añitos no me dolía nada. Claro que tampoco corría, a lo mejor también tiene algo que ver. al fin y al cabo es antiinflamatorio, o sea que para los dolores de articulaciones corroidas, tiene su aquel.
 
¿Cuenta como dopaje? a ver si me van a hacer las pruebas al ganar la San silvestre y la liamos...
 
 

viernes, 22 de noviembre de 2013

Tipos de corredor

Al hilo de este artículo que estaba yo leyendo esta mañana, http://running.es/freaky-run/los-diferentes-estilos-de-correr, me ha venido a la memoria un video que encontré hace tiempo, y que he podido rescatar de los abismos de internet:



(echadle un ojo, no tiene desperdicio).

Y, dado que es casi fin de semana, y no hay mucho tema serio que tratar, se me ha ocurrido tratar de investigar a qué biotipo se ajusta más cada uno de mis compañeros de correrías. Y, arriesgándome a que me dejen de hablar, aquí va mi particular visión de cada uno de ellos, ajustándome al mote, para conservar (algo) el anonimato:


- El Ternillas: a este le puedo incluir en varios grupos, pero vamos a dejarle en el de los dandis, tanto por caracter como por descoordinado. Y es que debe ser muy dificil mover con gracilidad casi dos metros. También se le podría asimilar sin dificultad al cuarto grupo.

-El Nazi: Yo le incluiría en lo que el video llama T-1000, mejor conocido como "Robocop". Expresivo, el chaval...

-El Pavo: No especialmente por su modo de correr, que es bastante más coordinado, pero sí por el cambio de marcha que realiza cada vez que ve a una fémina: Geezer.
 
-Ojete: Por su manera de levantar las piernas, indudablemente tipo 3 con cara de 4. No cambia el gesto ni cuando esprinta.
 
-Cremitas: Vamos a dejarle en tipo 5, a la espera de poder observarle mejor. Imagino que con el tiempo que hace que no sale, tendrá esta misma cara de esfuerzo.
 
-Y por último, ya que yo no me veo, os dejo que me cataloguéis, para que no digáis que no dejo margen para la venganza. yo, particularmente me veo en el último, dada mi proverbial elasticidad. ¿Opinais que deberíamos cambiar a alguno de fenotipo?

jueves, 21 de noviembre de 2013

Esto me pasa por reirme.

Pues sí, por mala persona. Antes de ayer mofándome en la cara de los flojos de mis compas Runners, dado su afán por lesionarse con cuatro carreritas de nada. Que si me duele el muslito, que si tengo la rodillita pocha, que si hace calor, o frio, o si la abuela fuma... y voy ayer y me daño yo. Bueno, que no me he lesionado, simplemente me duele la pierna mala (vejera, le llaman), pero esto de salir al parque y acabar a cuarto de gas es malo para la moral. Eso sí, me queda el consuelo de saber que por lo menos salí a que me diera el aire, y que, aun reptando por lo menos hice unos 8 km, que ya es más de lo que hicieron los otros impresentables. Pero mira que llego a ser bruto.
De todos modos, imagino que si no fuese por esta cabezonería mia no estaría dando vueltas aun por el parque, o sea que bienvenida sea. Solo por los trajes que he podido reutilizar, ya merece la pena. de hecho me quedan dos telediarios para llegar a la cifra de 1.000 km, que, sea por lo que sea, me hace especial ilusión.
O sea que ya sabéis. Si de noche por el parque veis a uno medio cojo, probablemente sea yo. Y me pienso seguir riendo de la panda de flojos que tengo por compañeros, aunque sea malo para el karma.

martes, 19 de noviembre de 2013

Pistas sobre la San silvestre Vallecana 2013

Estamos ante, probablemente, la carrera más masificada de España, con lo que raro es encontrar a algún runner de pro que no la haya corrido nunca.
 
Pero como este blog no es sólo para Runners de pro, sino que extiende su órbita a todos aquellos trotones que vemos penar en los parques de nuestra ciudad todos los días, ahí os mando algún consejillo.
La San Silvestre arranca el día 31 de Diciembre, y es una carrera de 10 km. por todo el centro de la capital, como espero que ya sepáis, y seguro que agotan todos los dorsales, con lo que estad al loro si es que queréis correrla. En su web https://www.sansilvestrevallecana.com tenéis todos los datos.
-Ojo. No es excesivamente dura, pero el k. 8 lo han puesto a mala baba. Como te ciegues en la cuesta abajo de Serrano, lo vas a pagar muy, pero que muy caro. Y te lo dice alguien a quien le ha pasado.
La carrera recorre casi todo Serrano, para luego pasar por la Castellana a la altura de Cibeles, pasando  por tanto, por alguno de los sitios de relumbrón de Madrid (el Palacio de Correos, okupado actualmente por unos impresentables, Cibeles, Neptuno,… en fin, el mero hecho de correr en una Castellana reservada exclusivamente para nosotros ya es suficiente aliciente para apuntarse. Si a esto añades el ambientazo que se genera entre los 40.000 que la corremos, que se dice pronto, y la ingente cantidad de personas que se acercan a animarnos, in crescendo a medida que nos acercamos a Vallecas, es, un ambiente único que merece la pena experimentarlo alguna vez.
Bien es cierto que esto tiene sus pegas. Vas a correr apretado, con lo que o te colocas de los primeros, o no esperes hacer marca. Pero es que esta carrera lo que invita es a disfrutarla. De hecho, si sales de los últimos, te vas a encontrar con una variada y colorida fauna, que, o tienes parálisis facial o te arrancarán más de una sonrisa a lo largo del recorrido, por muy machacado que estés.
La carreta tiene boxes separados por tiempos, nada menos que 10, incluido un reservado para las damas. En su página igualmente especifican especifican las carreras que los convalidan. Dependiendo del box en el que salgáis, arrancareis desde las 17:30 hasta las 18:15, de más rápido a menos (Siempre hablando de la popular), con lo que si queréis llegar a la cena de fin de año en condiciones, a apretar se ha dicho. Por cierto, si quieres acceder a los cajones superiores, procura entrar pronto, de lo contrario te arriesgas a que los cierren y te dejen con un palmo de narices regresando al cajón de los tortugas.
Como te contaba, la carrera arranca en el Bernabeu, y empieza con una pequeña subidita, para ir calentando. De todos modos no creo que la notes mucho, si aquí puedes ir corriendo ya vas bien, tal es la cantidad de gente que se apelotona en la salida. En Serrano, algún tobogán que otro, pero con un perfil bastante favorable., y así continúa toda la bajada de la Castellana y la Avda. ciudad de Barcelona, hasta que llegas a la trampa para osos que colocan todos los años en el km. 8. Es la subida a Vallecas. Minimo un km de ascensión bastante pronunciada, en la que, si no eres tú el que cascas, verás a bastante gente penando. Del 9 al 10 hay algo de subida también, pero mucho menos pronunciada. Además, a está hecho, con lo que no se sufre demasiado. Os cuelgo la altimetría que deja la organización, por si os sirve de ayuda
Por supuesto hay guardarropa, de pago si dejas los bártulos el mismo día y gratis si los dejas el día anterior. Funcionan bastante bien, con los límites de una carrera tan masificada.
En resumen, una carrera para disfrutar de tu afición y empezar el nuevo año con buen pie...amén de permitirte embuchar algo más en la cena que te espera. No me seas burro y entrena algo antes, si es que quieres poder moverte con soltura en fin de año.

 

lunes, 18 de noviembre de 2013

¿Y qué me pongo si llueve?

Pues mira…Depende.
¿Eres un loco del running? Porque entonces seguro que lo sabes mejor que yo. Impermeables, cortavientos, tejidos técnicos, seguramente tengas de todo.

Impermeable por arriba y forro por debajo. Ideal
para lluvias traicioneras
Si eres un aficionadillo ramplón, entonces es otro tema. Punto 1: ¿De verdad vas a salir  a correr con una tormenta del carajo? Mucho me temo que no. En ese caso, piénsatelo. A lo mejor es interesante valorar otras opciones, como las chaquetas térmicas para el frío, aunque no impermeables. Yo, particularmente, prefiero esto último. De hecho, tengo dos. Una especie de forro polar ligero, para salir cuando hace rasca (y no me refiero a 10 grados, sino a un poco menos), y un impermeable ligero, aunque sólo en la zona de los hombros y capucha, por si me cae algo saliendo a correr. Que si llueve mucho no salgo, hombre. Además, con lo que suena un impermeable, no sé si estaría cómodo. Sobre todo, lleva debajo una camiseta técnica si no quieres lijarte los pezones.
Y si quieres ahorrarte los duros, prueba en tiendas por internet o, si quieres probártelo, como me ocurre a mí, en las tiendas de destockaje tipo Factory. Que no te coman el coco. De un año a otro seguro que no han descubierto la pólvora, y no creo que haya una chaqueta que valga 300 pavos, aunque alguna haya que los cueste.



Y para cuando hace frío un forro más abrigado

Por cierto, cómpratelos ajustados. Que no te entre el viento, que si no, no haces nada. Se trata de que abrigue y no moleste. si te está grande no te quitará el frío y te obligará a llevar capas adicionales que lo único que te van es a obligar a sudar. Y el sudor es agua y sales, no te emociones. Lo recuperas al beber.

En cuanto a los bajos, va en gustos. Yo corro con piratas, por eso de no parecer un botijo, aunque no descarto pasarme a las mallas completas. Pero lo cierto es que en los pinreles no se nota mucho el frío. Y si llueve tampoco, si estás bien caliente. Simplemente pregunta al de la tienda, que seguro que tiene para más frioleros y menos, pruébatelas y elige. Y tampoco te las compres grandes, hombre de Dios, que luego molestan.

Como lo de las zapatillas tiene poco remedio, a no ser que las lleves con Gore-Tex o membrana similar, y todo el mundo dice que dan mucho calor y hacen sudar el pie demasiado, yo diría que corras con las mismas de todos los días, y, eso sí, que las seques muy bien después, a base de papel embutido dentro (no en el radiador, que se estropean).
Y ya que estamos listos, ¿a qué esperas? venga, hombre, que el otoño también tiene su encanto. y la ducha caliente del final es un placer.

viernes, 15 de noviembre de 2013

El puñetero descanso activo

El descansar, es una parte muy importante de tu entrenamiento, dicen. Que tienes que recuperar esas fibras musculares que has estado castigando por el parque, cuentan.
 
Creo que se refieren a que no te sobreentrenes, que esto de doblar sesiones todos los días es malo. Que por mí no se preocupen, que soy incapaz de entrenar dos días seguidos, no digamos dos veces en un día. pero yo voy por otro lado. Por el lado del dormir. Que también te dicen que es muy necesario (Nos ha jodido, como que si no la diñas).
 
Lo que no te dicen es cómo hacerlo. Porque por lo menos yo, que normalmente duermo fatal, el día que entreno ya es horroroso. das cuatrocientas veinte vueltas en la cama, cinco patadas a la mujer, (Que, afortunadamente tiene mejor dormir que tú), trece viajes al baño,  revuelves todas las sábanas y no te caes de la cama porque Dios no quiere, pero de dormir, lo justito.
 
Y es que esto de realizar las sesiones a las nueve implica que, a la hora que tienes que ir a la piltra estás activado, y el sueño que arrastras a lo largo de toda la jornada, ahora que te hace falta, se ha desvanecido.
 
Que sí, que esto se podría solucionar en parte corriendo por la mañana, en vez de por la noche, pero mira, es que me da una pereza mortal. Que una cosa es correr, y otra hacerlo como un zombi. Además, cualquiera sale de la cama a las 6, con el frío que hace y lo a gusto que está uno en la cama.
 
Y no me vengáis con tisanas, que tampoco funcionan. Por lo menos a mí. Así pues, habrá seguir así, hasta que a alguna lumbrera de las revistas deportivas se le ocurra la solución. Total, uno está casi acostumbrado.
 
Anda, mira, el despertador. Ahora que me estaba empezando a dormir..

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Entrenamiento post-carrera

Después de los cambios en la rutina que implica toda carrera, toca volver a la realidad. Ayer tocó entrenamiento, y, aunque de hecho estamos entrenando más tiempo y distancia que los 10 km. De la carrera, la sensación es la de tener dos palos por piernas. ¡Y eso que había pasado un día!.
Será por la diferente velocidad, pero, a pesar de que la carrera acabó bien, y no demasiado cansados, lo cierto es que a la hora de volver al parque, te das cuenta de que no, no es como ir a entrenar.  Vale que fuimos algo más rápidos, pero tanto como para acabar así…
Bueno, como sarna con gusto no pica, al final quedó un entrenamiento bastante decente, 10 km.,  a 5:36 de media, que para mí no está nada mal, y con una nueva incorporación al club. A ver si es con continuidad. Cada vez somos más y lo cierto es que da gusto correr acompañado. Se hace ameno.  A este paso vamos a tener que cobrar cuota de inscripción.
os he hablado alguna vez de las rutas por el parque Tierno Galván? tiene prácticamente de todo, llanos, cuestas, vueltas largas, cortas... y encima permite correr casi cualquier día del año, aunque haya llovido (a no ser que haya caído el Diluvio Universal). Aparte de esto, es bastante tranquilo, y con gente bastante agradable (la mayoría), con lo cual es totalmente recomendable.
En nuestro caso, y como tenemos vocación de mulos de noria, lo que hacemos es llegar hasta el lago y ponernos a dar vueltas al mismo. Unas 4 y media, que sumadas al ir y volver de casa suman 10,31 km. O bien subimos la ladera y lo alargamos un poco dando después alguna vuelta por encima, hasta llegar a unos 12.  Ruta bastante llana, si quitas la vuelta o la subida a la ladera. Imagino que para subir el kilometraje habría que variar, para hacerlo menos monótono, pero mientras tanto a nosotros nos va de fábula. Es un lujo tener este parque al lado de casa. 
Os incluyo un plano del recorrido, por si os interesa. La parte en la que damos vueltas hasta aburrirnos es la de debajo del mapa, bordeando el lago.